Velo

9 07 2007

Paño que cubre la cabeza de una viuda y que hasta hace poco era inexcusablemente exigido para que las mujeres pudieran acceder a las iglesias. ¡Cómo se ha quedado? A que no se lo podía imaginar! Pues sí, a los hombres les quitaban la gorra y a las mujeres les ponían el “velo” encima. A estos curas no hay quien los entienda. A veces.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: