Salivita en la oreja

17 07 2007

Cuando un niño quería provocar a otro, le untaba osten­tosamente saliva en la oreja con el dedo, lo que actuaba a modo de provocación a una inmediata riña. Los demás los rodeaban en corro de inmediato, esperando la pelea. No tiene sentido, ya lo sé, pero era así. Habrá que concluir que también es una “pamplina” la actitud pretendidamente romántica de tirar el guante y venía a ser lo mismo. Y lo más gracioso es que el otro se enojaba, en efecto.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: