Aguaviva

31 07 2007

Medusa.

Pero por extensión, todos los celentéreos, moluscos, cefalópodos y hasta crustáceos capaces de producir daño con sus picaduras y agresiones durante los baños en la mar. Ante la imagen de un niño que abandona llorando la orilla de la playa, el chiclanero exclama sin miedo al error: “Zeguro que a eze chiquillo la pican una agua viva. Y a tí te vapazá lo mih’mo por lo malo que ereh”. Y al niño que lo oye se le dibuja en la frente el signo de la interrogación.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: