Esquela

10 09 2007

En Chiclana, la muerte de alguien, la misa del mes o el año, se anuncian en los escaparates y bares mediante unas esquelas, tamaño octavilla, donde se incluye de manera imprescindible bajo el nombre, el mote del fallecido. Las misas suelen también participarse con unas estampitas, similares a las de las primeras comuniones, pero con una reproducción de un Cristo muerto o una Dolorosa y llenas de jaculatorias y oraciones, que se envían a los domicilios de los conocidos. En el Diario de Cádiz solo se anuncian los muertos cuyos deudos  pueden pagarlo. Las esquelas se sitúan en las últimas páginas, de lectura obligada, rápida, pero irrepetible, por favor. La escena la protagonizan el marido, que exclama cuando vé la noticia: “Me cago en la leche, za muerto fulanito…” y la mujer que, sin dejar de pelar los chícharos, pregunta: “¿Que edá tenía?” para continuar: “Ah! po mira, yo penzé que no era tan joven, Ahí va a habé problemah’ porque tiene unah’ nuerah’ de pronóh’tico“.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: